Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

AL DETALLE

La nueva ordenanza municipal del Ayuntamiento anulará la sanción por ir desnudo, en bañador o la mendicidad

MEndigo
Actualizado 10/03/2017 17:21:23
Redacción

  • Aseguran que se trata de un texto "en positivo" y con una perspectiva "más integradora y social"

Diego Villacorta

Hace más de una década, allá por el 2004, el Ayuntamiento de Valladolid emitía una ordenanza municipal que, bajo el título "Protección de la convivencia y prevención de conductas antisociales" buscaba según el propio texto citaba regular el cómo se debería "actuar cívicamente en el uso de los bienes e instalaciones puestos a disposición del público y de los demás elementos que configuran y dan estilo a una Ciudad".

Dentro de esas 31 normas insistimos, tal y como aprobó entonces el Consistorio, se encontraban como conductas incívicas y "degradantes" de la ciudad acciones tales como las pintadas en paredes y murales sin autorización municipal, esparcir basura, tirar la propaganda al suelo o fuera del recinto permitido -en el caso de los repartidores- o el maltrato a animales y a mobiliario urbano, parques y jardines de la ciudad. Sin embargo, dicha ordenanza, que entonces fue duramente criticada por federaciones como la vecinal Antonio Machado, fue considerada como un "cajón de sastre" en el régimen sancionador, ya que mezclaba estas conductas con otras como la acampada que, sin autorización expresa municipal quedaba tipificada como sanción, o la inclusión dentro de las "infracciones leves" el ejercicio de la mendicidad -multado con hasta 750 euros-.

El equipo de gobierno actual ha querido dar un cambio a esta ordenanza y ha reunido al resto de grupos políticos para explicarles el borrador del nuevo documento que se someterá a información pública desde la semana que viene y que, entre otras acciones, eliminará el carácter sancionable de la mendicidad o la sanción por caminar desnudos, semidesnudos o en bañador por las calles de la capital: "Le damos un vuelco total, de arriba a abajo y desde el primer hasta el último punto" ha expresado Luis Vélez, concejal de Seguridad y Movilidad.

El primer paso a seguir pasa por adaptar las normas a las sentencias del TSJCYL que en 2006 y 2011 respectivamente obligaban a suprimir ciertos artículos de la ordenanza, entre los que se encontraba el ejercer la mendicidad o el ir desnudo o semidesnudo en la vía pública: "Creemos que ya hay otras leyes que lo regulan e incluso en algunos casos corresponde la aplicación del Código Penal ; por tanto no es necesario que lo regule el Ayuntamiento" ha expresado.

Además, la ordenanza, que en sus artículos 7 y 8 incluía como "publicidad comercial" la colocación de carteles y el reparto de octavillas para los que se solicitaba la aprobación municipal ha sido modificado y concretado para que, en la nueva ordenanza, se especifique que solo tendrán que pedir permiso aquellas empresas que repartan folletos con carácter lucrativo, no así asociaciones u organizaciones benéficas. "Si una asociación vecinal lo reparte no tendrá que pedir permiso" añadía el edil, acción que se complementará con la colocación en barrios de espacios, paneles o soportes de uso gratuito específicamente dedicados a la difusión de actividades, campañas e iniciativas sin ánimo de lucro.

En cuanto a los murales, si estos son de titularidad privada se tendrá que solicitar al propietario el uso para ejercer cualquier acción sobre él y, si son de carácter público, al poder que lo gestione. De esta manera el Ayuntamiento deja de tener potestad para decidir si un mural privado puede ser sancionado, si el dueño no lo considera tal.

La puesta en marcha de esta ordenanza, que hasta el día 10 estará colgada en la web del ayuntamiento y será sometida a opinión de partidos, vallisoletanos y colectivos vecinales irá "en positivo" y buscará, según ha aducido Vélez primar valores como "la solidaridad, la responsabilidad social y el bien común, sin perjuicio de tipificar las infracciones y sanciones correspondientes con fines de prevención general y especial, todo ello para la adecuada ordenación de las relaciones de convivencia de interés local".

Tras el periodo dee consulta, pionero en el consistorio en esta materia, se expondrá el informe de la Asesoría Jurídica y la aprobación de la Comisión pertinente y en primera instancia, en el Pleno Municipal: "Espero que antes del verano podamos tenerlo aprobado todo" ha asegurado. Por último, la ordenanza permitirá que aquellos que cometan sanciones leves o graves puedan "condonar" esa deuda participando en acciones de colectivos sociales o vecinales de la ciudad registrados, no solamente en el área de Servicios Municipales, con el fin de "corregir conductas y no recaudar". Antes de la aprobación se revisarán también las condiciones de las cuantías de las sanciones que, pese a que deben ser modificadas por decreto, no estarán recogidas ni tipificadas en esta nueva ordenanza.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información