Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

ESPECIALES

Optimizando el presupuesto familiar

pasted_image_0
Actualizado 11/05/2018 10:10:49
Javier Álvarez

Es esencial un poco de planificación y dedicación para proteger nuestro bolsillo de problemas financieros a medio plazo.

Tanto si estamos sufriendo aún los efectos de la crisis económica que parece haber terminado, al menos según lo que aseguran los expertos, como si disfrutamos de contar con dinero suficiente para nuestros pagos habituales, es fundamental tener un presupuesto familiar optimizado. Solo así podemos afrontar ciertos imprevistos que pueden surgir tarde o temprano. Y que de hacerlo, podrían poner en grave riesgo nuestro bolsillos.

Es verdad que hoy contamos con préstamos personales sin papeleo, que alivian hasta cierto grado estos problemas. Aunque antes de recurrir a ellos es necesario cuidar nuestra salud financiera. Estas son las claves para el bien de la economía familiar.

El objetivo: más ingresos que gastos

Este es el primer paso para cualquier economía, tanto a gran escala como en el caso de una familia. Los ingresos mensuales deben ser mayores que los gastos. Por lo tanto, necesitamos saber con detalle cuánto dinero entra en casa cada mes.

Si contamos con un sueldo regular, las cuentas no serán demasiado complicadas. Bastará con sumar lo que percibe cada miembro de la familia. En caso de que los ingresos no sean estables, por ejemplo porque somos trabajadores autónomos y los cobros pueden variar, hay que tratar de hacer un cálculo lo más aproximado posible a la realidad.

Después tenemos que anotar todos los gastos fijos que hay que atender. Cosas como la hipoteca o el alquiler, préstamos o suministros. Añadiremos otros que más o menos pueden ser los mismos cada mes, como la cesta de la compra o la gasolina. Si superan los ingresos, es urgente hacer ajustes para invertir el resultado.

La idea es crear una reserva por si surgieran incidencias. De este modo podremos cubrir determinadas necesidades con los ahorros que hemos ido reuniendo.

Para qué y para qué no pedir un préstamo

Hay cosas para las que es seguro que nos hará falta un crédito. Si queremos comprar una casa, un coche o renovar los electrodomésticos viejos, normalmente no lo lograremos solo con los ahorros que podamos reunir. En este caso, habrá que calcular las mensualidades y asegurarse de que las podemos asumir sin reducir las reservas que vamos creando en el presupuesto.

Lo que no nos podemos permitir nunca es pedir un préstamo para cosas que no necesitamos como unas vacaciones de lujo o algún bien material muy costoso que en realidad no es más que un capricho.

Cuando se está buscando un crédito

Una vez que vemos que nos hace falta un préstamo para algo, lo mejor es utilizar comparadores online y aprovechar las ofertas que tienen empresas como WannaCash.es, que ofrece microcréditos para cubrir gastos inesperados sin sacrificar los ahorros. De este modo se consiguen las mejores condiciones, siempre que seamos conscientes de que debemos seguir las normas y atenernos a las condiciones de estos préstamos. Si nos retrasamos en los pagos, acabaremos teniendo una deuda mayor y no podremos contar con un presupuesto saneado.

¿Qué hacer si necesitamos más ingresos?

Si después de ajustar los gastos nos damos cuenta de que no conseguimos crear una reserva de dinero para imprevistos, habrá que buscar algún modo de incrementar los ingresos. Hay quien trata de negociar con su empresa un aumento, aunque el panorama actual no es demasiado propicio para hacerlo. Otros recurren a Internet en busca de oportunidades, como encontrar minitrabajos en línea en determinadas páginas.

Uno de estos trabajos son las encuestas. Muchas empresas realizan estudios de mercado y de opinión, por lo que necesitan personas que estén dispuestas a responder preguntas. Para aprovechar las mejores encuestas pagadas solo hay que localizar los sitios en los que aparecen, crearse un perfil de usuario y esperar a que lleguen a nuestra cuenta de correo. Lo bueno de esto es que podemos dedicar el tiempo que queramos, de modo que es compatible con cualquier actividad que realicemos normalmente. Hay quien le dedica solo unos minutos al día mientras que otros han llegado a convertirlo en su fuente de ingresos principal. Todo depende de si nos ajustamos a lo que buscan las empresas y qué necesidad de ingresos tenemos.

El presupuesto familiar debe ser una cuestión de vital importancia para nosotros. Es fundamental que lo cuidemos para no tener problemas financieros innecesarios.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información