Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

DEPORTES

Paco García: “No hay medios para pensar en estar en ACB en un plazo corto”

Paco Garcia
Actualizado 07/02/2018 06:56:45
Juan Giles

El entrenador del CBC Valladolid reconoce que “la parcela deportiva va muy por delante de la institucional”

Pasada la primera vuelta, ¿Qué balance hace de la situación del equipo?

En lo que va de temporada hemos estado 16 jornadas en puestos de play-off, y eso para un equipo recién ascendido, con una media de edad de las más jóvenes de la categoría, con un presupuesto más que ajustado, ajustadísimo, con unas limitaciones para contratar exageradas es para estar satisfechos, este es un equipo construido con siete jugadores debutantes en la liga, que vienen de jugar en ligas menores y el primer balance que hay que hacer es el de la satisfacción de vernos donde estamos, pero también de preocupación porque la segunda vuelta va a ser mucho más dura y ganar partidos va a ser más difícil que hasta ahora.

Siempre se ha dicho que en las segundas vueltas todos los equipos se juegan algo y cuesta más

Sobre todo porque ya no tienes el factor sorpresa de la primera vuelta en la que eras un equipo recién ascendido, muchos jugadores son desconocidos para esta liga Leb Oro, que es de mucho nivel, presupuesto alto, buenos jugadores y ahora los equipos ya han visto donde tienen las goteras y se han reforzado, mientras que nosotros nos encontramos con unas dificultades para hacer incorporaciones muy grandes.

Ha mencionado que falta gasolina, que hay confort ¿Cómo se combate eso?

Con entrenamiento, yo sólo soy el entrenador, no soy el gestor ni soy el que tiene la capacidad para traer jugadores nuevos e insuflar esa gasolina. Lo único que puedo hacer es exprimir al máximo la plantilla que tengo y sacar el máximo de cada uno de ellos como hemos hecho en la primera parte de la competición. Ahora en la segunda va a ser más difícil porque es una plantilla muy corta, solamente diez jugadores profesionales cuando estamos viendo plantillas con hasta doce o trece componentes, donde las rotaciones se hacen muy cortas y con lesiones aún más, como nos pasó al principio con Alvarado y ahora con Alex Reyes y no hay más solución que el entrenamiento y el sacar el máximo provecho de cada jugador.

¿Ve necesario que haya fichajes?

Lo que tengo claro es que para fichar jugadores de relleno, fichar una cara no me vale de nada. Si traemos a alguien tiene que ser un jugador que ayude a los que están, a los que ya van flojos o a los que les cuesta porque hay muchos entrenamientos en las piernas. Entonces, nosotros para fichar tenemos muchas limitaciones, sobre todo económicas porque hay poco dinero para fichar, limitaciones estructurales porque tienes que traer a un jugador joven, no puede ser con pareja porque tiene que compartir piso con dos o tres jugadores, aquí no se les da vehículo por lo que tienen que hacerse a la idea de que va a ser un peatón en un Valladolid frío, por lo tanto no es fácil llegar a un jugador de cierto nivel que nos ayude, porque jugadores hay muchos, pero no tendría sentido traer a un jugador por traer.

Tras el inesperado ascenso del año pasado, ¿considera que la parcela deportiva va mucho más adelantada que la institucional?

No lo escondo, lo digo y sé que no gusta pero es que es la realidad, el equipo va muy por delante de la estructura del club y lo entiendo, no hay medios. Hay que pensar que este club tiene dos años y medio de vida y en ese tiempo en su primera temporada sufrió un descenso de Leb Plata a Liga Eba, se recuperó la plaza en los despachos, en la segunda temporada en un año difícil y complicado con ocho jugadores de Valladolid conseguimos un ascenso que nadie esperaba y nos vemos en una Leb Oro sin una estructura profesional en una competición que sí lo es, y en la que el primer gran esfuerzo ha sido estructurar la parcela deportiva porque es la que tiene que competir en la pista. Ahora es el momento de que la entidad se tiene que plantear muy seriamente el crear una estructura a nivel de club, a nivel de medios de comunicación, de marketing y publicidad, de generar recursos propios. Un club de baloncesto es una empresa que vende, ya sea entradas, abonos, imagen, camisetas….y para vender tiene que haber vendedores, en la pista somos nosotros pero en la calle hay que tener vendedores. Yo entiendo que ese sería el siguiente paso, pero yo sólo soy el entrenador.

A nivel personal, ¿Qué está significando para usted esta nueva etapa en Valladolid?

Yo regreso de Brasil ya con la idea, no sé si dejar de entrenar pero sí de afrontar mi carrera desde otro prisma, y Mike (Hansen) me convence para que coja el equipo y nos embarcamos en una aventura que siempre tienes la ilusión de que pueda llegar a buen puerto y en este caso así fue. En un año muy difícil, con muchos obstáculos que sortear durante toda la temporada, pero los fuegos artificiales del final fueron tan buenos que también te apetece disfrutar de lo conseguido, así que por que no vamos a disfrutar de esa Leb Oro que tanto nos costó ganar en la pista. Para mí ha sido una satisfacción personal volver en esta cuarta etapa, pero también una gran responsabilidad.

¿Cuál es el objetivo que se ha marcado?

Una vez conseguido esta Leb Oro, que es el mínimo para una ciudad como Valladolid, lo que pasa es que no nos debemos conformar, hay que aspirar a más, lo que pasa es que los medios son tan limitados que no sé si dan para aspirar a más. Por lo tanto mi ambición es llegar al 15 de junio y tener el equipo perfectamente asentado en la Leb Oro y que el club da señales de crecimiento, no miro más allá.

¿Qué le dice a los que piensan en ACB?

Nosotros tenemos una afición muy fiel, esos 1.800 vallisoletanos que les gusta el baloncesto de verdad y que vendrían esté en ACB, Leb Oro, Plata o donde sea. Este es el tesoro que tiene el club y al que debería cuidar muchísimo, porque luego fluctúa mucho, a caballo ganador somos una ciudad que se apunta mucho, en los play-off del Real Valladolid, en las finales del rugby, etc…pero luego después vemos las entradas en Zorrilla, Huerta del Rey o Pisuerga y sobran muchos sitios, así que la gente no puede pensar en ACB porque no hay medios, ni a nivel económico, ni institucionalmente ni privadamente se manejan cifras que hagan pensar que se puede estar en ACB en un plazo corto de tiempo, y esa es la realidad.

¿Cree que la gente se está reenganchando al baloncesto en Valladolid?

Es normal, no sólo lastraron las derrotas ni la mala racha deportiva, sino que ha pesado mucho toda la sinvergonzonería que ha rodeado al otro club en la gestión en los últimos años, eso a la gente le desanima, ver todo el proceso hasta la desaparición desencanta al más pintado. Nosotros estamos en una fase de reconquista, pero como entrenador y abonado que soy echo en falta a mucha gente del baloncesto que no viene, y que además creo que no viene porque tiene que pagar, y la filosofía del otro club era de venir gratis, pero claro gratis esto no se sujeta.

¿Qué le ha aportado su paso por Centroáfrica y Brasil?

Aportan muchas cosas, a nivel de vida, conocer otras culturas, trabajar en otra lengua, un nivel de auto exigencia y adaptación brutal como entrenador y sobre todo como individuo. Han sido dos experiencias fantásticas que me han permitido ver otra forma de vida. Es un paso que hemos dado porque en España se ha dejado de ganar el dinero que se ganaba hace diez años y ha hecho que muchos entrenadores hayamos tenido que emigrar.

¿Tiene tiempo para actualizar su blog?

Lo tengo aparcado, primero por el tiempo, y segundo porque no soy personas de redes sociales, el blog le cree cuando me fui a Centroáfrica para mantener informados a mis amigos y familiares, pero se convirtió en una forma en la que no tengo porque recibir amenazas y mensajes mal sonantes por el blog, y como hay mucho imbécil que a través del anonimato ha llegado un momento en el que no tengo porque aguantar a semejantes idiotas escondidos en internet.

Por último, ¿Qué aconsejaría a los niños que quieran dedicarse al baloncesto?

No se lo aconsejaría a nadie. Dedicarse al baloncesto es algo que surge después de muchas situaciones que ocurren a un deportista a lo largo de su vida. Lo primero que debe hacer un niño es divertirse, pasárselo bien, aprender el deporte, conocer sus reglas, mejorar física y tácticamente…son tantas variables que eso puede desembocar en que llegue a profesional pero es uno entre un millón. Pero de todos los niños que juegan a baloncesto no tienen que salir sólo jugadores, pueden salir entrenadores, preparadores físicos , aficionados de verdad. No todos servimos para jugar pero nos abre una vía para disfrutar de un deporte que tiene unos valores que no todos tienen.

Test personal:

El mejor recuerdo de su carrera: El ascenso con Valladolid

El peor momento de su carrera; La mente humana olvida las cosas malas

Un sueño por cumplir en el baloncesto: He cumplido con creces todos los que tenía

Mejor jugador que ha entrenado: Pau Gasol

Mejor jugador que ha visto: Arvydas Sabonis

Mejor jugador que haya pasado por Valladolid: Arvydas Sabonis

Un sitio de Valladolid para ver: Pasaje Gutiérrez

Un lugar de Valladolid para comer: Uno que tenga lechazo

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información