Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

SUCESOS

Un vallisoletano detenido en una operación antidroga de Scotland Yard

jet
Actualizado 02/02/2018 07:16:02
Redacción

El varón, vecino de Arroyo de la Encomienda, fue arrestado junto a otras cuatro personas con 500 kilos de cocaína

Un vallisoletano ha sido detenedio en una operación policial llevada a cabo por Scotland Yard y en la que se han incautado 500 kilogramos de cocaína de un jet privado que procedía de Colombia.

Se trata de J.R.M.B, vecino de la localidad vallisoletana de Arroyo de la Encomienda, quien fue arrestado el pasado lunes, según ha podido saber Europa Press en fuentes del caso, junto a otro español, V.F.L, además de un italiano (A.I, de 28 años) y los hermanos ingleses, albañiles de profesión, M.N. y S.N, de 48 y 53 años, respectivamente.

Las autoridades encontraron la droga, en total 500 kilos de cocaína por valor de 50 millones de libras (alrededor de 57 millones de euros), escondida en 15 maletines y maletas que llevaban los ocupantes del vuelo, uno de ellos este vecino de Valladolid dedicado al gremio de la peluquería, al igual que el otro español arrestado.

Este jueves los cinco arrestados han comparecido ante la Corte de Magistrados de Uxbridge, donde han prestado declaración. Los hermanos británicos han rechazado que intentaran traficar con droga ante este tribunal, donde han alegado que el ciudadano italiano trabajaba como personal de cocina y uno de los españoles de peluquería, según la información del diario británico The Sun recogida por Ep.

El rotativo ha añadido que los cinco detenidos han ingresado en prisión de forma provisional, hata que el 1 de marzo comparezcan ante otro tribunal, en este caso la Crown Court de Isleworth.

Por su parte, la tripulación de la aeronave, propiedad de la empresa austriaca Tyrolean Jet Services, fue interrogada y puesta en libertad más tarde sin ningún cargo en su contra.

La detención se produjo después de que las autoridades, en este caso la Policía de Aduanas (Border Force), tuvieran conocimiento de la llegada del vuelo privado al aeródromo de Farnborough, donde interrogaron a los pasajeros y, tras las sospechas suscitadas, registraron el avión y su equipaje.

Fue entonces cuando encontraron las maletas con entre 34 y 37 paquetes envueltos en cinta que pesaban aproximadamente un kilo cada uno y, tras perforar uno, se comprobó que contenían un polvo blanco que resultó positivo en cocaína en las primeras pruebas practicadas.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información