Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CAPITAL

La Policía descarta el intento de secuestro en Las Delicias

Comisaria Delicias
Comisaría de Las Delicias
Actualizado 27/01/2018 07:27:46
Redacción

Achacan la denuncia a la psicosis creada por comentarios en grupos de whatssap

La noticia de un intento de secuestro de una niña en el barrio de Las Delicias había corrido como la pólvora y había despertado expectación y miedo a partes iguales entre los padres y madres de la capital vallisoletana, pero este viernes la Policía Nacional se encargaba de zanjar el tema al descartar que el suceso ocurrido el pasado domingo se tratara de un intento de rapto

Los hechos, según recuerda la Policía a través de un comunicado remitido a Ep, se remontan al pasado 23 de enero, cuando una mujer denunciaba que cuando volvía a su domicilio en compañía de su hija, menor de edad, en el barrio de Delicias, sobre las 22.30 horas, del día anterior, tres individuos, con las cabezas cubiertas, dos por cascos y el tercero por un pasamontañas, se habían bajado de una furgoneta, se dirigían hacia ellas corriendo y aporreaban la puerta del portal de su domicilio, en el que ya habían entrado madre e hija.

En la denuncia presentada la tarde siguiente, la denunciante justificaba su actitud y su miedo en que por grupos de whatsapp había tenido conocimiento de hechos similares ocurridos en Pajarillos y en la zona de Buenos Aires.

La denunciante y la menor, de cinco años, habían sido acompañadas hasta el portal por su hermana y su cuñado, pero ambos ya no se encontraban allí en el momento de los hechos denunciados.

Tras la presentación de la denuncia y ante la posibilidad de que pudiera tratarse de un intento de secuestro de la menor, hecho que se aseguraba como cierto en un mensaje colgado en Internet por la hermana de la denunciante, se inició la investigación citando a declarar en los días siguientes, 24 y 25 de enero, a la denunciante y a su marido, a la hermana y el cuñado que les habían llevado a casa en la noche de los hechos, al padre de ambas mujeres, y a vecinos de la zona y parroquianos del bar cercano al domicilio que estaban en la calle en el momento de los hechos.

De estas averiguaciones se desprende que los hechos objetivos comprobados permiten afirmar que no se trataba de un intento de secuestro, los tres individuos aludidos en ningún momento les dijeron nada ni intentaron forzar la puerta, incluso la denunciante, en declaraciones posteriores en Comisaría, llega a dudar de sus características y se encuentra mucho menos segura sobre los hechos que lo estaba en la denuncia, aludiendo al miedo que sentía por llegar tarde a casa y porque había leído en grupos de whatsapp que estaban secuestrando niñas.

La hermana de la denunciante, que la acompañó con su marido hasta el portal y que también prestó declaración, había colgado un audio en Internet en el que incluso llega a afirmar que los presuntos secuestradores habían perseguido a la niña, que estaría "llena de moratones".

Inquirida por la fiabilidad de estas afirmaciones, afirma que cuando su hermana le contó esa noche lo ocurrido en el portal no le entendía bien porque el teléfono funcionaba mal y que tenía mucho miedo porque había oído de un intento de secuestro en Barcelona, psicosis que estaba extendida en su grupo familiar.

Establecida la cronología de lo ocurrido y a la vista de las pruebas y averiguaciones realizadas, la Policía Nacional descarta que el hecho se tratara de un intento de secuestrar a la menor y alerta sobre el uso correcto de las redes sociales, que mal utilizadas pueden llegar a crear situaciones de miedo colectivo que se autoalimenta y expande dando lugar a auténticas psicosis sin base real.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información