Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

DEPORTES

El Pucela vence con más sufrimiento del necesario

Pucela Zaragoza
El Valladolid cosechó un buen partido. Foto: Web del Real Valladolid
Actualizado 20/12/2017 07:30:46
Juan Giles

Los blanquivioletas acabaron pidiendo la hora, pese a que en el minuto 40 iban ganando 3-0

El Real Valladolid despidió 2017 con un triunfo ante el Real Zaragoza (3-2), que le permite irse de vacaciones a tres puntos de la zona de ascenso, aunque faltan por jugar todos sus rivales. Los de Luis César lograron, con más sufrimiento del necesario, el objetivo que se habían marcado para esta semana, hacerse con los seis puntos que disputaba en casa.

No pudo ser mejor el arranque del encuentro para los blanquivioletas, ya que en menos de diez minutos ya habían cogido una diferencia de dos goles, merced a los tantos de Anuar, primero como profesional, y al de Mikel González en propia puerta. Con esta solida ventaja y casi todo el partido por disputar los locales optaron por replegar líneas y salir al contraataque. Plano, Hervías y Toni aprovechaban su velocidad para crear continuos problemas a la zaga aragonesa.

Así, en una gran jugada individual de Óscar Plano, el ex del Alcorcón daba el pase de la muerte para que Mata no fallara a su cita con el gol. Una alegría que duró poco, porque dos minutos después un fallo en cadena de la defensa blanquivioleta permitía a Borja Iglesias recortar distancias. Con el 3-1 se llegó al descanso.

En la segunda parte, los hombres de Luis César salieron decididos a sentenciar definitivamente el encuentro, los cuatro de arriba combinaban como querían y Anuar llegaba con gran peligro desde la segunda línea. De hecho, el canterano tuvo una de las más claras al fallar a puerta vacía. El gol de los locales no llegaba y el técnico maño decidió sacar a un clásico como Gaizka Toquero. El ex del Alavés y Athletic demostró que quien tuvo, retuvo. Un pase suyo a Borja Iglesias provocaba un penalti claro de Kiko Olivas. El pichichi zaragozano no falló y el Zaragoza se puso a un solo tanto del empate.

Quedaban quince minutos para que los visitantes lograran arrancar un punto, pero los locales tiraron de veteranía y buen hacer. Así, exceptuando una jugada de Toquero que no llegó a rematar Borja iglesias, los maños apenas inquietaron la portería de Masip.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información