Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CAPITAL

Los primeros proyectos de la integración ferroviaria se redactarán a comienzos de 2018

Los primeros proyectos de la integración ferroviaria se redactarán a comienzos de 2018
Óscar Puente, Juan Bravo, de Adif y Juan Carlos Suárez-Quiñones durante la firma del convenio.
Actualizado 20/11/2017 20:59:57
Redacción

Adif espera reiniciar las obras de la variante de mercancías en enero y el traslado a los nuevos talleres se prevé en marzo del próximo año

Antes de las próximas elecciones municipales de 2019 no se verán las obras de la integración ferroviaria aunque los primeros proyectos se redactarán a principios de 2018. El convenio supondrá una inversión total de 480 millones de euros, además de los 554 que ya se han gastado.

El Ayuntamiento de Valladolid, la Junta de Castilla y León y las entidades del Ministerio de Fomento han firmado oficialmente este lunes 20 de noviembre el convenio para la integración en superficie de la Red Arterial Ferroviaria de Valladolid, cuyos primeros proyectos, como el nuevo túnel bajo las vías en la zona de Panaderos y Labradores, se redactarán a lo largo de 2018, pero el alcalde, Óscar Puente, cree "difícil" que se vean obras efectivas antes de las Elecciones Municipales previstas para mayo de 2019.

El regidor vallisoletano ha firmado el convenio junto al presidente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Juan Bravo, y el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, después de las aprobaciones este lunes en el Pleno municipal de Valladolid y el pasado jueves en el Consejo de Gobierno de la Administración regional.

Óscar Puente ha adelantado los primeros plazos previstos para poner en marcha las actuaciones recogidas en el convenio y ha apuntado que "antes del próximo 30 de enero" se sacará a licitación la redacción del proyecto de los nuevos túneles que se llevarán a cabo en la zona de las calles Labradores y Panaderos. El regidor ha advertido de que es una infraestructura "tremendamente compleja" por lo que el plazo para la elaboración será de 12 meses, de modo que "el año clave" para esta "primera gran obra" será 2019.

Sin embargo, al ser preguntado sobre si se podrán iniciar los trabajos antes de las Elecciones Municipales, Puente ha asumido que antes de los comicios no habrá obras iniciadas, si bien ha recalcado que la integración ferroviaria va "más allá", ya que es "un proyecto de ciudad".

En el primer trimestre del próximo año también se sacarán a licitación las redacciones de otros dos pasos subterráneos, en este caso para peatones y bicicletas y de menor magnitud, en las calles Padre Claret y Luna, así como el proyecto básico o "masterplan" del tratamiento que se llevará a cabo en los bordes y en la plataforma de las vías.

El próximo año, según el alcalde, comenzarán las obras también de los pasos subterráneos de la calle Andrómeda y la plaza Rafael Cano que ejecutarán Adif y el Ayuntamiento, respectivamente, al margen del convenio firmado hoy.

Igualmente, en esos primeros tres meses de 2018 se espera que la Junta de Castilla y León la redacción el proyecto básico de ejecución de la estación de autobuses.

Al margen de la integración, las primeras obras que posiblemente se puedan ver serán las que supongan el reinicio de la variante este de mercancías, pues Óscar Puente ha aseverado que Adif comenzará a preparar estos trabajos ya en enero del próximo año. Puente ha subrayado la importancia de la recuperación de este proyecto, ya que significará que el 25 por ciento del tráfico ferroviario, "el más ruidoso", ya no tendrá que pasar por el casco urbano.

Asimismo, se ha fijado marzo de 2018 como fecha para comenzar con el traslado de la carga de trabajo de los talleres de Renfe al nuevo Complejo situado en el Páramo de San Isidro, cuyas obras llevan concluidas desde 2015, con un margen de cuatro o cinco meses para completar el cambio.

Puente está "convencido" de que este plazo será el "definitivo", ya que con las aportaciones realizadas en los últimos meses por la Sociedad Valladolid Alta Velocidad y el pago de la deuda por parte de Adif esta semana, hay "liquidez suficiente" para desbloquear el traslado. Además, ha señalado que en estos meses se ha avanzado para llegar a un acuerdo con los administradores concursales de la empresa de cabinas de pintura que había complicado el traslado.

El próximo año se espera también comenzar la segunda fase del complejo ferroviario, con la central logística y las nuevas instalaciones de Redalsa, que se ejecutarían entre 2018 y 2022.

Presupuesto

Las obras recogidas en el convenio de la SVAV suman un presupuesto de 299 millones de euros, de los cuales el Grupo Fomento aportará 149 millones --112,15 de Adif y 37,4 de Renfe--; el Ayuntamiento, 74,77 millones y la Junta, otros 74,77. Dentro de ello, las obras de permeabilidad a lo largo de las vías ascenderán a 112,1 millones de euros, las actuaciones urbanísticas en todo el ámbito de la operación, a 89,85, y la nueva estación de autobuses, 28 millones.

Pero al margen de ello, Adif y Adif Alta Velocidad aportarán otros 181,5 millones de euros para la finalización de las actuaciones que le corresponden en el pasillo ferroviario actualmente en ejecución en los tramos Pinar de Antequera-túnel urbano y túnel urbano-nudo norte (25,66 M€); la ejecución de una nueva estación ferroviaria (70M€) y la finalización de la Variante Este (85,87 M€).

Todo ello, como ha recordado Juan Bravo, se suma a los 554 millones de euros que ya ha desembolsado la SVAV para, entre otros proyectos, el complejo de talleres o los túneles del Pinar. En total, si se ejecutan las obras de acuerdo con el convenio, todo el proyecto ferroviario habrá ascendido a 1.034 millones. Puente ha apuntado que se calcula que un soterramiento integral habría costado 1.600 millones y lo ha comparado con los 600 que costará el túnel que va a realizar Adif en Murcia.

El primer edil ha defendido que "quien diga que todo esto es rebobinable" tiene que tener en cuenta que el Ayuntamiento, Junta y Fomento han firmado un préstamo participativo y unos compromisos plurianuales de inversión al plazo máximo permitido de ocho años y que el cumplimiento de los mismos "puede ser exigible".

Así, Puente y Juan Bravo han explicado que, si una de las tres administraciones quiere modificar el convenio, tendrá que contar con el acuerdo de los tres socios de la SVAV. No obstante, el presidente de Adif, que ha sido preguntado por la afirmación del portavoz del Grupo Municipal Popular, Antonio Martínez Bermejo, de que si vuelven a la Alcaldía retomarán el soterramiento, ha matizado que "como posibilidad está ahí", pero él ha recalcado que defiende el acuerdo firmado hoy, ya que es "lo más viable".

Tanto Bravo como el alcalde han recordado que hace poco menos de año la SVAV se encontraba en un "momento crítico" y "complicado", ya que el Ayuntamiento no tenía posibilidad de afrontar su parte de la deuda, por lo que parecía estar "abocada" a la liquidación y que no había alternativas. Finalmente, se plantearon otras dos opciones como la ejecución de un túnel corto con la estación en superficie y la integración por la que se ha optado finalmente.

"Comenzamos a hablar de certezas"

"A mí me habría gustado poder hacer el soterramiento, pero la situación era la que era y había que tomar la decisión que responsablemente teníamos que tomar", ha justificado Puente, quien ha subrayado que hoy "se empieza a hablar de "certezas" y no de "entelequias".

De hecho, Juan Bravo ha reconocido que "el fracaso de todas las operaciones de soterramiento" que se plantearon en ciudades españolas la pasada década fue que se concibieron desde el punto de vista inmobiliario y "se fió todo a la venta de los suelos". "Todos conocemos cuál ha sido la historia", ha apostillado.

Ahora, han explicado, son las administraciones las que realizan directamente las aportaciones, si bien el convenio recoge la venta de suelo como mecanismo para compensar a Adif por asumir en solitario los 404 millones de euros del préstamo firmado en 2011. De hecho, este jueves se hará efectivo el pago de los 350 millones restantes.

Según Puente, si no se consigue vender terrenos por valor de 404 millones antes de 2033, "no se recuperarán" las aportaciones, si bien el convenio recoge un compromiso de hipoteca sobra cualquiera de los activos de la Sociedad.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información