Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

PROVINCIA

Recuperan en Jaén fragmentos de una iglesia de Valladolid

iglesia_de_santa_maria_curiel_de_duero
Actualizado 14/11/2017 11:33:50
Redacción

El artesonado había sido sacado a subasta en una página web

En Bailén, un municipio de Jaén, la Guardia Civil ha logrado recuperar dos fragmentos pertenecientes al artesonado mudéjar del siglo XV de la Iglesia de Santa María, de la vallisoletana Curiel de Duero.

Según ha informado este martes el Instituto Armado, las investigaciones del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Comandancia vallisoletana comenzaron cuando se detectaron ambas piezas en subasta en una página web y fueron identificadas como las del citado templo.

Se trata de dos tablillas de artesonado de madera policromada con motivos vegetales con un tamaño de 29 por 14 y 19 por 16 centímetros y un grosor de 1,8/2 centímetros, aproximadamente, no incorporadas en su restauración y derivadas al mercado.

Una vez culminadas las gestiones, los agentes han conseguido recuperar en la localidad de Bailen (Jaén). El vendedor las había conseguido a través de un trabajador que realizó su restauración en los años 2002-2003.

El Seprona de Valladolid las entregará al Servicio Territorial de Cultura del Servicio Territorial de la Junta de Castilla y León para la emisión del correspondiente Informe y posterior entrega a su legítimo propietario.

La creciente demanda y alto precio alcanzado por los objetos y restos arqueológicos-históricos que clandestinamente son obtenidos, con el consiguiente expolio y destrucción del patrimonio histórico-cultural español, obligan a que se mantenga una especial vigilancia por parte del Seprona sobre monumentos o/y yacimientos arqueológicos y se ejerza un control efectivo en los mercados de obras de arte, siendo uno de los principales cometidos del Seprona.

La Guardia Civil ha añadido que la Ley 12/2002 de 11 de julio de Patrimonio Cultural de Castilla y León establece en su artículo 24 que los propietarios, poseedores y demás titulares de derechos reales sobre bienes integrantes del Patrimonio Cultural de Castilla y León están obligados a conservarlos, custodiarlos y protegerlos debidamente para asegurar su integridad y evitar su pérdida, destrucción o deterioro.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información