Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CULTURA

Elger Esser llega al Patio Herreriano con luz propia

elger_esser_patio_herreriano
Actualizado 11/11/2017 12:25:51
Redacción

En una exposición que estará hasta el 21 de enero del próximo año

Las imágenes de "luz italiana, mente alemana y visión francesa" del fotógrafo de trayectoria internacional Elger Esser permanecerán en las Salas 1 y 2 del Museo Patio Herreriano de Valladolid hasta el 21 de enero de 2018 en la primera exposición que un museo español dedica a este artista alemán.

Lejos de la "ironía o el sarcasmo fotográfico", Esser, que ha estado presente en la inauguración de la muestra junto a la concejal de Educación, Victoria Soto, y la comisaria de la misma, Lucía Orsi, ha asegurado que su obra simplemente retrata los tonos cálidos de la "luz del final del día" con reminiscencias de la pintura romántica alemana, corriente a la que pertenecían artistas como Caspar David Friedrich.

Con él tiene en común esa "marcada" línea del horizonte que hace a cualquier hombre que la mire sentirse "pequeño" ante la "inmensidad" del mundo. Asimismo, el fotógrafo ha destacado la presencia del mar en sus fotografías, un elemento que cobra "gran importancia" en sus creaciones, pues el cuerpo humano también está compuesto en un 70 por ciento de agua, ha recordado.

En sus fotografías están presentes los paisajes naturales y entornos urbanos de los tres países que han marcado su vida: Alemania, Francia e Italia, con una especial presencia de la costa atlántica francesa.

Aunque nació en Düsseldorf (Alemania), Elger Esser se trasladó con dos años a Roma, donde su padre, escritor, obtuvo una beca 'Villa Massimo'. Su madre, francesa, era fotógrafa y durante la estancia en Roma trabajó como corresponsal de la revista 'Spiegel' en Hamburgo, por lo que la fotografía siempre ha estado presente en la vida de Esser.

Después, regresó a Düsseldorf para convertirse en un fotógrafo comercial en 1991 y entró en la Academia de Düsseldorf de Bellas Artes, donde estudió con otros artistas como Bernd y Hilla Becher como Andreas Gursky, Candida Höfer y Thomas Struth.

Desarrolló su carrera en Alemania hasta que un viaje a Lyon en 1996 supuso un "punto de inflexión creativo" y le ofreció un nuevo enfoque estético, pues Francia, ha señalado Esser, era para él al mismo tiempo un país "familiar" y una "página en blanco".

La luz "cobre" de sus paisajes es un "homenaje contemporáneo" a su pasión por las postales llama a la memoria a los escritores de viajes de inicios del siglo XIX y pretende "incluir" al espectador dentro de la propia fotografía, ha explicado la comisaria de la exposición, Lucía Orsi.

A lo largo de su carrera, Esser ha utilizado diversas técnicas entre las que destaca el heliograbado --una estampa en relieve obtenida mediante la acción de la luz solar sobre las planchas--, presente en gran parte de las 35 obras que componen esta exposición y que abarcan un periodo de 13 años, entre 1996 y 2009.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información