Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CULTURA

El Patio Herreriano y el Museo Nacional de Escultura, entre los más transparentes de España

El Patio Herreriano y el Museo Nacional de Escultura, entre los más transparentes
Museo Nacional de Escultura, en Valladolid
Actualizado 10/10/2017 17:35:44
Redacción

Según el cuarto informe de transparencia y buen gobierno ‘A través del espejo’, el número de museos se ha duplicado en esta edición de cinco a diez

La Fundación Compromiso y Transparencia ha publicado este martes, 10 de octubre, la cuarta edición del estudio ‘A través del espejo. Informe de transparencia y buen gobierno de los museos de bellas artes y arte contemporáneo 2017’, donde los museos Artium Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo, Guggenheim Bilbao y Lázaro Galdiano encabezan el ranking de transparencia.

El informe, que evalúa la información publicada en la web de 60 museos españoles de bellas artes y arte contemporáneo, confirma una mejoría en los resultados respecto a la anterior edición. Los museos considerados transparentes se duplican incrementándose de cinco a diez.

Valladolid se encuentra representada, ya que dos de los museos de la ciudad han sido incluidos en la lista de más translúcidos, donde se hallan aquellos que cumplen ocho de los 24 requisitos de indicadores de transparencia.

Por un lado, el Museo Patio Herreriano ha quedado en séptimo lugar con un total de 15 puntos obtenidos, compartiendo la posición con el Museo del Prado de Madrid.

Por otro lado, el Museo Nacional de Escultura o Museo Nacional Colegio de San Gregorio se sitúa en la duodécima posición, igualando al Museo de la Universidad de Navarra con 12 puntos cosechados.

El criterio más destacado que no cumple el Museo Patio Herreriano es que el puesto de director se encuentra vacante desde el pasado mes de octubre de 2016. Aunque existe una sección de relación de puestos de trabajo en su web en la que se incluye el cargo de director, no se ha dado por cumplido este indicador al no ofrecerse una explicación de a qué órgano se ha atribuido la gestión del museo provisionalmente mientras se nombra al nuevo director.

Un impulso a la transparencia

El informe apunta que existe una correlación positiva entre contar con cierto grado de autonomía en la gestión y alcanzar mayores niveles de transparencia. Cuando existe un órgano de gobierno (patronato, junta, consejo, etc.) ‘ad hoc’ el impulso de la transparencia resulta mucho más eficaz.

Sin embargo, los museos que cuentan con mayores grados de autonomía no parece que sean necesariamente los que tienen mejores prácticas de transparencia y rendición de cuentas, como sucede con el Museo Nacional del Prado, Museo Nacional Reina Sofía y Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, todos ubicados en Madrid.

Nuevo indicador: informe de responsabilidad social

A partir del año que viene la Fundación Compromiso y Transparencia incluirá un nuevo indicador exigiendo la elaboración y publicación de un informe de responsabilidad social o sostenibilidad. Éste exigirá que el museo haga público en un lugar visible de su web un informe en el que deberá realizar un análisis de materialidad identificando los temas relevantes, desarrollar los canales de diálogo con los distintos grupos de interés y proporcionar información sobre el cumplimiento de objetivos y metas.

Con este nuevo indicador la fundación pretende impulsar a los museos para que estén más en contacto con la sociedad y atiendan las demandas de información de sus grupos de interés.

Entre las recomendaciones de cara al futuro, se encuentran la de revisar y mejorar la formulación de la misión, fortalecer los órganos de gobierno, reforzar el foco estratégico, mejorar la calidad de la información de las memorias anuales, informar con transparencia del origen y destino de los fondos, desarrollar políticas sobre la gestión de la colección y evaluar el impacto de las actividades.

Aunque ha aumentado el número y la calidad de las misiones formuladas por los museos en estos años, la realidad es que esta herramienta de dirección sigue siendo muy ignorada. Actualmente, contar con una misión bien formulada y operativa es el mejor termómetro para medir la calidad de la gestión y de los órganos de gobierno. La misión es indispensable para marcar el rumbo de la institución, alinear las distintas actividades, facilitar la medición de resultados, mejorar en la eficiencia de los recursos asignados y motivar al personal.

A pesar de que el número de museos que se compromete con la planificación estratégica va aumentando, aún siguen siendo una minoría los museos que elaboran y actualizan sus planes estratégicos de forma periódica.

Medir y evaluar los resultados resulta fundamental para saber si el museo está trabajando en línea con su misión. Un museo, por su definición y capacidad de acercar el público al patrimonio que custodia, cuenta con el potencial de realizar muchas actividades de carácter muy diverso. Sin embargo, después de invertir tiempo, energías y recursos en realizar estas actividades, la mayoría de los museos españoles no se paran a valorar los resultados obtenidos.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información