Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

SOCIEDAD

Diez años de cárcel para los acusados de obligar a una vallisoletana a prostituirse

Diez años de cárcel para los acusados de obligar a una vallisoletana a prostituirse
Actualizado 04/10/2017 19:24:05
Redacción

La Fiscalía no modifica su petición para los dos hombres y una mujer de origen búlgaro

Fiscalía de Valladolid y la acusación particular mantienen invariable su petición de diez años de prisión para cada uno de los tres acusados, un varón de origen rumano y otro hombre y una mujer de nacionalidad búlgara, que, presuntamente, obligaron en enero de 2016 a una vallisoletana a ejercer la prostitución en Alemania.

Las acusaciones, tras el juicio celebrado en la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Provincial, calificaron los hechos como un delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y solicitaron para los tres ocupantes del banquillo, el rumano I.L.R. y los búlgaros B.S.A. y S.D.S, esta última mujer, una condena de diez años de privación de libertad, así como en el caso del primero una multa de 480 euros por un delito leve de lesiones, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Frente a la versión exculpatoria de los tres procesados, que permanecen en libertad provisional, la denunciante, S.G.P, de 27 años cuando ocurrieron los hechos y prostituta de profesión, como así reconoció en la vista oral del juicio, ratificó la denuncia interpuesta en su día según la cual a primeros de enero de 2016 viajó hasta la localidad alemana de Lüdenscheid--es una ciudad situada en Westfalia, en el oeste germano--junto con los tres presuntos proxenetas, a quienes conocía, con el fin de seguir ganándose la vida de la misma forma, pero libremente.

Sin embargo, asegura que una vez allí sus acompañantes la privaron del pasaporte y del teléfono móvil y la mantuvieron retenida durante una semana en una vivienda en la que tuvo que ejercer la prostitución bajo amenazas y con la obligación de entregar a sus supuestos captores la recaudación obtenida por sus servicios.

A punto de casarse a la fuerza

Días después, uno de sus presuntos raptores se vio envuelto en un conflicto con las autoridades de aquel país y, apremiado por la obligación de abonar una fianza, la vallisoletana fue conminada a contraer matrimonio con un ciudadano turco, enlace que permitiría al deudor obtener una suma de dinero con la que poder afrontar el pago.

La negativa de la víctima se tradujo, supuestamente, en una paliza. Esta supuesta boda como moneda de cambio está siendo investigada por la justicia alemana en un proceso independiente.

Finalmente, la denunciante relató que el 14 de enero logró abandonar la vivienda y, gracias a la recuperación del móvil que le habían requisado, contactó primero con las autoridades alemanas, que se encargaron de repatriarla.

Una vez en España, acudió a la Comisaría de Las Delicias de Valladolid para denunciar el episodio vivido en Alemania y, además, las amenazas que estaba sufriendo por parte de dos supuestos compinches de los proxenetas.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información