Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

SOCIEDAD

Evidencian fallos del sistema para detectar los abusos y el posterior asesinato de Sara

juicio_asesinato_sara_menor_valladolid
Pedro M.G, tío de Sara./ Foto: Europa Press.
Actualizado 20/09/2017 17:17:18
Redacción

Los tíos de la menor se encuentran “dolidos” porque consideran que no se hizo todo lo posible

La Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos (Adavasymt) considera que el sistema no funcionó en el caso de la niña vallisoletana de cuatro años Sara, víctima de presuntos malos tratos y abusos sexuales que acabaron con su vida, y ha afirmado que los tíos de la menor están "dolidos" porque no se hizo todo lo posible.

Así se han expresado la abogada de la Asociación, Isabel Palomino, y la presidenta de la misma, Conchi Minayo, quienes han acudido a los juzgados de Valladolid con motivo de la declaración, en calidad de testigos, de los tíos de Sara, Pedro y Rosana M.G, a través de los cuales han solicitado su personación como acusación particular en defensa de los intereses de la menor.

Los tíos de la menor no han querido hacer declaraciones a los medios, aunque sí han confirmado estar "muy nerviosos", como ha confesado Pedro M.G. -hermano de la madre de Sara-, quien ha recordado que el asunto se encuentra bajo secreto de sumario y por ello no iban a referirse a nada de lo abordado en el Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid, ante el que han prestado declaración a lo largo de unas tres horas.

Sin embargo, Isabel Palomino sí ha incidido en que el "interés fundamental es Sara como víctima de maltrato y agresión sexual" y lo que se pretende es que esta situación no se vuelva a repetir y sigan los protocolos, sobre todo para la protección de los menores.

La letrada ha agregado que la intención es que todo el peso de la Justicia recaiga sobre los agresores de Sara porque "alguien ha fallado" y ha habido un resultado "nefasto", con la menor como víctima, aunque no se sabe en qué punto llegó el error y por ello también cree que habrá que buscar responsables y revisar el protocolo.

En esta línea, Palomino ha señalado que los tíos de Sara están "dolidos" porque no se ha hecho "todo lo posible" y, a este respecto, Conchi Minayo ha aclarado que tampoco ellos vieron venir la situación, ya que de haberlo hecho hubieran actuado de otra forma, pero el caso se encontraba en manos de los Servicios Sociales, ya que ellos "no son especialistas".

"El hecho es que hay una niña asesinada, abusada sexualmente, ahora hay que investigar quién ha fallado y dónde", ha agregado la presidenta de la Asociación.

Postura crítica

Los tíos han mantenido hasta ahora una postura crítica con respecto a la actuación de los Servicios Sociales de la Comunidad, la Policía Nacional y Municipal ante las "múltiples" alertas que recibieron por parte de los familiares.

Así lo denunciaron ante los medios el 26 de agosto y a posteriori, el 1 de septiembre, en respuesta a la comparecencia de la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, en sede parlamentaria.

También sostuvieron que el pasado 11 de julio, 17 días antes de esos hechos, un pediatra del Hospital Campo Grande realizó un diagnóstico de malos tratos sobre la pequeña, por lo que se han preguntado si no existen en la Comunidad de Castilla y León expertos en diagnóstico y seguimiento de malos tratos "a los que se hubiera podido derivar urgentemente" a la niña.

No participará en el interrogatorio el abogado de la Asociación Clara Campoamor, colectivo que ha solicitado ejercer como acusación popular y al que el juez instructor, como requisito, ha impuesto el abono de una fianza de 2.000 euros que tiene recurrida.

Aunque de palabra se les había asegurado que el recurso se resolvería antes de la testifical, el letrado Luis Antonio Calvo, en declaraciones a Europa Press, ha lamentado que aún no se les ha comunicado la resolución y no descarta la posibilidad de solicitar la repetición de la testifical de los tíos si finalmente logra personarse a posteriori como acusación popular.

Mientras tanto, la madre de la víctima, Davinia M.G, natural de Pedrajas de San Esteban (Valladolid), y el novio de ésta, Roberto H, de Medina del Campo, permanecen en prisión por su presunta implicación en la muerte de la menor, que ingresó el pasado día 2 de agosto en situación de muerte cerebral, que se produjo finalmente al día siguiente.

Nuevo registro

Ambos volvieron el pasado viernes, 15 de septiembre, al domicilio del barrio de La Rondilla de Valladolid, donde ocurrieron los hechos, para la práctica de una nueva diligencia.

La pareja, que se encuentra en prisión provisional, comunicada y sin fianza, fue trasladada hasta el piso de ella ubicado en el número 43 de la calle Cardenal Torquemada, donde se llevó a cabo un nuevo registro en el inmueble.

El registro fue practicado por un dispositivo en el que participaron responsables del juzgado y efectivos de la Brigada de la Policía Judicial y de la Brigada de Seguridad Ciudadana, esta última en labores de apoyo y protección ante las puertas del edificio, donde, según fuentes vecinales, la pareja fue increpada por algunos transeúntes.

El caso sigue bajo secreto de sumario, después de que el juzgado acordara prorrogar un mes más esta situación.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información