Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

DEPORTES

Dominio, oficio y victoria

iban_salvador_real_valladolid_tenerife
Ibán Salvador celebra su gol.
Actualizado 03/09/2017 22:19:42
Sergio Soto

El Real Valladolid se ha impuesto al Tenerife (2-0) en un buen partido de los locales, que jugaron minutos de mucha calidad y se llevaron los tres puntos gracias a los goles de Ibán Salvador y de Michel

El Real Valladolid ha sumado su segunda victoria de la temporada (2-0) a costa del Tenerife en un partido que los de Sampedro han solventado con mucho oficio y, también, con grandes fases de juego ofensivo en la primera mitad. Una victoria de autoridad ante un equipo de Pep Lluis Martí que llegaba a Zorrilla como único equipo que contaba todos sus partidos con victoria.

El partido comenzó con alternativas para ambos conjuntos, con los ataques volcados, sobre todo, por el flanco derecho de cada uno. El Valladolid con la velocidad y desborde de Hervías y el Tenerife con Suso Santana y Tyron enlazando combinaciones. El control del esférico se repartía equitativamente a la espera de un hueco por el que generar una ocasión.

La presión alta de los de Martí dificultaba mucho la salida clara del esférico que pretendía el conjunto pucelano, muchas veces obligado a lanzar el balón directo al campo contrario y otras con errores que generaban peligro.

La primera llegada clara para los de Sampedro llegó por banda izquierda, con un buen centro de Nacho al que no llegó Michel por pocos centímetros. El aire de ataque que le da el lateral zurdo al equipo volvió a ser importante durante todo el encuentro, pero en defensa se dejó notar algún hueco debido a esa proyección ofensiva.

Pocos minutos después, en el doce, el Tenerife tuvo la suya con un disparo raso y fuerte de Tyron al que Masip respondió con una gran estirada junto a su palo derecho. El 11 tinerfeño fue el encargado de lanzar un libre directo peligroso que acabó en saque de esquina.

Sobre el césped de Zorrilla en el primer cuarto de hora se vio que la batalla prometía ser encarnizada, con poca presencia en el centro del campo y ataques más directos. En una de esas acometidas Mata perforó la portería de Dani Hernández, pero el linier lo anuló por supuesto fuera de juego. La ocasión llegó tras una buena combinación entre Michel y Salvador, quien puso un centro raso para que el ‘9’ remachara en el área pequeña.

Los centros desde ambos flancos estaban siendo un filón ofensivo para el Real Valladolid, donde los laterales tienen mucho que ver, pero también Hervías y Salvador, que estaba cuajando un buen partido. El conjunto albivioleta ganó presencia a medida que avanzaba el cronómetro, y Mata tuvo otra clara con un gran pase de Luismi a la espalda de la defensa, pero el remate se fue muy cruzado cuando el cancerbero del Tenerife ya estaba superado.

Los locales estaban jugando sus mejores minutos y el gol no tardó en llegar. Cuando se cumplía media hora de partido, Iban Salvador remató en el área pequeña uno de esos buenos servicios desde la banda, esta vez de Antoñito, que el ecuatoguineano alojó en las mallas con calidad ante la nula salida de Hernández.

Los primeros cuarenta y cinco terminaros con bastante tranquilidad para los locales, que demostraron mucho más dominio que el conjunto insular. Un cabezazo alto de Aveldaño fue el único acercamiento de unos visitantes que, a pesar de estar por debajo, no perdían la cara al encuentro, con un Longo muy activo para mostrar su calidad en la punta de lanza.

Gol temprano y a vivir

El inicio de la segunda mitad no pudo comenzar mejor para el Real Valladolid. Cuando tan solo se habían consumido cinco minutos de la misma, Michel hizo el segundo en una gran jugada entre él y Mata, que se revolvió y asistió al mediapunta del conjunto albivioleta para que pusiera la tranquilidad en el marcador. El tuya mía entre ambos futbolistas volvió loco a los centrales Carlos Ruiz y Aveldaño.

Ese segundo tanto hizo a Pep Lluis Martí mover el banquillo para dar entrada a Malbasic en detrimento de Juan Carlos, para meter más mordiente al ataque tinerfeño.

El encuentro entró en una fase más atropellada, con entradas más polémicas que el colegiado López Toca resolvía con las quejas de la grada de Zorrilla. El conjunto insular estuvo cerca de hacer el primero con un cabezazo de Tyron al centro de Suso Santana que Luismi despejó sobre la línea de gol de Masip. Sampedro también movió el banquillo al dar entrada a Plano por un ovacionado Salvador, que estaba con amarilla desde la primera mitad y dada su naturaleza contestataria el técnico vio que era conveniente sacarlo del campo.

Con el segundo gol, los locales recularon metros hacia atrás ante el ímpetu del Tenerife, que mostró más ganas que acierto en su intención de acortar distancias. De hecho, la más clara la volvió a tener el equipo albivioleta con un remate de Óscar Plano en una contra llevada por Mata. En esta ocasión, el ex portero del Valladolid se mantuvo firme y sacó una buena mano al remate del extremo.

El marcador a favor hizo que los de Sampedro no se preocuparan tanto del control del esférico que mostró durante los minutos anteriores, pero el conjunto insular no supo aprovechar esta situación y el Real Valladolid vivía plácidamente a medida que se acercaba el final.

Ese tranquilidad y control del marcador provocó que Sampedro hiciera debutar en esta liga a Toni y a Asier Villalibre, dos jugadores que de contar con minutos pueden ser importantes para las aspiraciones blanquivioletas.

Los tres puntos se afianzaron con una gran actuación coral de todos los jugadores. La defensa estuvo segura, aunque sin mucho trabajo; la medular mostró un gran despliegue físico apoyada por el trabajo de Borja y Luismi; y en ataque las bandas estuvieron muy incisivas y Michel y Mata demostraron su buen entendimiento.

Tres puntos de oro para afianzar un buen comienzo de Liga 123, después de caer en la primera jornada ante el filial del Fútbol Club Barcelona y vencer al Sevilla Atlético. Seis puntos que hacen al Valladolid vivir en la parte alta de la tabla. Pero todavía queda mucho por vivir.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información