Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

DEPORTES

Que el ritmo no pare

Que el ritmo no pare
Actualizado 28/07/2017 12:14:38
Redacción

El Real Valladolid vence por cuatro goles a cero a El Ejido y encarará su último partido en Marbella, frente al Real Betis, con buenas sensaciones

La pretemporada del Real Valladolid va viento en popa con el casillero de derrotas aún sin estrenar tras cosechar tres victorias y un empate. Ayer, jueves 27 de julio, el equipo venció al C. D. El Ejido con una goleada (4-0) en la que la puntería y la pegada no se dejaron ver hasta el último cuarto de hora, donde se marcaron tres de los cuatro goles.

La primera parte sólo dejó el gol de Jaime Mata que, de penalti, adelantaba a los blanquivioletas, quienes espabilaron en la segunda parte a pesar de no materializar las ocasiones hasta el último cuarto de hora. La superioridad del conjunto de Luis César no se vio verdaderamente reflejada hasta que, el joven Samanes, por partida doble, y Jose, cerraron el electrónico con tres goles más.

El próximo sábado, 29 de julio, a partir de las 20 horas, el Real Valladolid pondrá el punto final a la estadía en tierras malagueñas en el Estadio Municipal de Marbella, disputando el quinto partido amistoso de la pretemporada ante todo un primera como es el Real Betis.

Un sueño hecho realidad

El juvenil Miguel, de 17 años y de Tudela de Duero, ha puesto su carta de presentación sobre la mesa tras el gran partido que cuajó, además del gran gol que marcó, en el empate a dos del equipo frente al Besiktas el pasado martes, 25 de julio, en tierras malagueñas.

Conocido en su clase de segundo de bachillerato como Miguelín, el delantero del juvenil del Real Valladolid fue reclamado por los medios al finalizar el partido, gracias al bonito gol que hizo ante la escuadra turca. “Sabía que iba a contar con minutos en alguno de los tres partidos de esta concentración y fue ante el Besiktas. Estoy muy contento. Cuando saltas al campo, el rival es lo de menos. La oportunidad está ahí y hay que ir a por todas. Yo tengo claro que mi equipo es el juvenil, en todo caso el filial. Todo lo que sea subir, fenomenal; si tengo oportunidades más arriba, pues intentaré aprovecharlas”, dice el joven.

A punto de cumplir los 18 años, Miguel se presenta como un “tanque” dentro del área, un “killer” con toda la vida por delante para triunfar en el fútbol. El joven tiene claro que su equipo es el Juvenil A, pero la nueva dirección deportiva ha apostado por él para comenzar la pretemporada con el primer equipo.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información