Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CAPITAL

Valladolid, ciudad pionera en la lucha contra la contaminación

contaminacion_valladolid_ozono_ayuntamiento_plan_coches_2
Actualizado 23/07/2017 10:53:41
Marina Alonso

La ciudad vivirá un verano con la alerta rondando debido a las altas temperaturas en un verano que se espera especialmente caluroso

En el último mes, Valladolid ha vivido varios episodios de contaminación que han obligado a restringir la circulación por el centro de la ciudad a vehículos privados o a la disminución de la velocidad de los mismos a 30 kilómetros por hora. Unos vetos que se levantaron pocos días después y que se deben al aumento de los valores de ozono.

El primero y más duro fue el 16 de junio, cuando el alcalde de la capital, el socialista Óscar Puente, anunció que se había tomado la decisión de aplicar el Plan de Acción en situaciones de alerta por contaminación después de que los técnicos de Medio Ambiente advirtieran de que durante tres días consecutivos se había superado el límite de los 120 microgramos de ozono por metro cúbico de aire.

Se espera un verano caluroso, lo que podría suponer nuevos cortes y que el Ayuntamiento tenga que tomar nuevas medidas

De este modo, el centro de la ciudad permaneció cerrado a vehículos privados, pudiendo circular por él el transporte colectivo, bicicletas, los servicios funerariaos y de emergencias, los vehículos de personas con movilidad reducida, los vehículos de residentes y los coches con distintivos de cero emisiones como los eléctricos.

Las altas temperaturas que ha padecido la ciudad en las últimas semanas están muy relacionadas con este aumento del ozono, al tratarse este de un contaminante que se produce y acumula debido tanto al calor como a la falta de viento.

Tal y como afirma a Pisuerga Noticias el portavoz de Ecologistas en Acción en Valladolid, Miguel Ángel Ceballos, “es la primera vez que una ciudad española organiza un dispositivo como este y por ese motivo ha tenido cierto componente de ensayo”.

Lo cierto es que se están superando los umbrales de ozono en toda España, pero tal y como resalta Ceballos, “en otras ciudades no se actúa”. Hasta ahora ninguna ciudad tenía un plan de acción de este tipo ante el ozono pero en otras ciudades europeas como Roma o Berlín sí se han tomado antes precauciones como ésta.

Un problema que continúa

María Sánchez, concejala de Medio Ambiente y Sostenibilidad y portavoz del grupo municipal Valladolid Toma la Palabra, explica a este periódico que el plan de contaminación que se ha creado está dividido en tres niveles de peligro distintos, siendo el primer nivel preventivo, el segundo de aviso, al que se ha llegado recientemente en Valladolid, y el tercero de alerta.

Un problema que continúa, puesto que apenas una semana después se volvió a alcanzar el nivel 2 de alerta, aunque esta vez la medida que se tomó fue la de reducir a 30 kilómetros por hora la velocidad máxima por el centro en lugar de cerrarlo.

El motivo por el que en esta ocasión no se cortó el centro al tráfico fue el cambio de temperaturas del fin de semana, con el que los niveles de ozono descendieron de nuevo por el momento.

El Grupo Municipal Popular tras el anuncio del corte del centro a los vehículos privados opinó que se trataba de una medida “innecesaria e ineficaz que perjudicaría a la mayor parte de la ciudad”, afirmando que los niveles de ozono registrados no obligaban en ningún caso al corte del tráfico y que tampoco afectaban a la salud de las personas.

Ante estas declaraciones Sánchez afirmaba mostrarse sorprendida ante esta actitud por parte de la oposición puesto que el Plan de Contaminación fue aprobado en el mes de febrero y el PP en ningún momento reaccionó en contra del mismo.

Valladolid está a la altura

Desde el punto de vista de Sánchez, Valladolid ha estado a la altura en todos los sentidos durante su primer corte, puesto que no ha habido ningún percance con coches privados en el centro y los ciudadanos han tenido un comportamiento “cívico y ejemplar”. Además, gracias a que ya se han tomado estas medidas en días especiales como El Día sin coche, los servicios han estado muy bien coordinados en todo momento.

Durante el corte del tráfico al centro los vallisoletanos tuvieron un comportamiento ejemplar

Aunque esta vez las medidas que se han tomado sólo han limitado la circulación a los coches o disminuido su velocidad, el portavoz de Ecologistas propone nuevas medidas a tomar en un futuro si la situación persiste. Entre ellas estaría limitar el transporte interurbano entre los núcleos de población de Castilla y León, restringir las emisiones a fábricas como Renault o Iberdrola y también a focos de atención de la polución como es el centro comercial Rio Shopping.

¿Qué consecuencias puede provocar este aumento del ozono?

El aumento del ozono afecta especialmente a los colectivos más sensibles, como son los niños, los ancianos y las personas con problemas respiratorios. Aunque sus efectos varían dependiendo de la concentración, el tiempo de exposición y el grado de sensibilidad, algunos de ellos pueden ser el incremento del riesgo de enfermedades respiratorias agudas, la reducción de la función pulmonar, el agravamiento de patologías cardiovasculares, falta de aire y dolor al respirar, tos e irritación de garganta, asma, bronquitis y también hacer a los pulmones más susceptibles a infecciones.

La Organización Mundial de la Salud estima en 1.800 los fallecimientos prematuros anuales en España como consecuencia de la exposición a niveles de ozono como los que se han registrado recientemente. Para evitar estas emisiones algunas medidas que se pueden tomar además de cortar el tráfico son utilizar más el transporte público y las bicicletas

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información