Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

SUCESOS

Investigan a un veterinario por utilizar rayos X sin registro

veterinario_rayos_x_investigado_valladolid_guardia_civil
Actualizado 23/06/2017 12:53:20
Redacción

Por un delito relativo a la energía nuclear, ya que la máquina produce radiaciones ionizantes y puede suponer un grave peligro para la salud

El titular de una clínica veterinaria de Valladolid está siendo investigado por el Seprona de la Guardia Civil por no acreditar la adecuada puesta en funcionamiento de un aparato de rayos X. Se le imputa un presunto delito relativo a la energía nuclear, ya que se trata de un aparato que produce radiaciones ionizantes, algo que puede resultar un peligro grave para la salud y el medio ambiente.

El Seprona, que realiza inspecciones para la prevención y lucha contra el tráfico de medicamentos, dispositivos médicos y productos sanitarios falsificados o no autorizados, encontró en una clínica veterinaria de la Comarca de Tierra de Campos un aparato de rayos X con fines de diagnóstico veterinario, según ha indicado la Guardia Civil a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Sin embargo, una vez requeridos los documentos de acreditación de la máquina de rayos X, se descubrió que el titular de la clínica no estaba en posesión del justificante de inscripción del registro de la máquina e instalaciones de rayos X, ni declaración sobre previsiones de uso de la instalación y condiciones de funcionamiento, ni certificación de la empresa de venta y asistencia técnica suministradora de los equipos garantizando que cumplen los requisitos de funcionamiento, ni certificación de Servicio o Unidad Técnica de protección radiológica que asegure que los blindajes y distribución de las salas que constituyen la instalación son adecuados.

Además, motivada en esta actuación, el Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo de la Junta de Castilla y León de Valladolid, dictó resolución para impedir el uso de la instalación del aparato de rayos X de uso veterinario por resultar un peligro para las personas y ha incoado un procedimiento sancionador por varias infracciones tipificadas por ley por no disponer de la titulación acreditativa de director de instalaciones de radiodiagnóstico veterinario homologado por el Consejo de Seguridad Nuclear.

De los hechos se instruyeron diligencias que fueron entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Medina de Medina de Rioseco y en Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo de la Audiencia Provincial de Valladolid.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información