Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

AL DETALLE

El Ayuntamiento incrementó en 2016 más de 2,8 millones de euros el presupuesto destinado a Servicios Sociales

FullSizeRender17
Actualizado 07/04/2017 16:09:05
Redacción

  • La concejala Rafaela Romero ha presentado la memoria del pasado año y ha explicado las partidas destinadas con especial enfoque a la atención de ayudas con pobreza energética o las denominadas "ayudas de emergencia".

Diego Villacorta

2.844.000 euros. Es la cantidad exacta en lo que se ha incrementado el presupuesto destinado al área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Valladolid en el último año. En el repaso por la memoria del 2016 de esta concejalía, la edil Rafaela Romero ha desglosado las cifras que, en suma, dejan en el presupuesto del Ayuntamiento 22.567.000 euros, un 14,42 por ciento más que la cantidad destinada en 2015.

Según ha explicado Romero ante los medios la meta era lograr curbri los objetivos planteados, en primer lugar recuperando el presupuesto (3 de los 5 millones de euros que se prevén) contratar a nuevo personal que pueda realizar estos servicios a través de centros como los CEAS -cuyo incremento salarial se ha estimado entre un 4 y un 8 por ciento- y ayudando a aquellos colectivos sociales más vulnerables como las familias con pobreza energética: "Estaban teniendo serios problemas incluso para poner la calefacción" ha apostillado.

Mayores, jóvenes... y botellón

A ello se han añadido nuevas vías de trabajo como el acercamiento entre personas mayores y nuevas tecnologías, el acercamiento a los barrios para trabajar codo con codo con las asociaciones existentes allí, nuevos servicios para las familias en riesgo de desahucio y programas como el VIVA social en el que las familias pagan por su hogar en función del dinero que se ingresa en la casa.

Además, la concejala ha enfatizado el acceso de las personas con déficit de formación, gente para los que incluso era difícil llegar a un grado educativo que les garantizase una "mínima" inserción laboral, a diferentes cursos en los que se les ha expedido, tras las clases necesarias, certificados de profesionalidad y conseguir así unas mejoras a nivel de contratación.

EL DATO

Las ayudas de emergencia han pasado de 1.839 en 2015 a 2.511 el pasado año un 36,5 por ciento más. Este año se ha atendido a un 7 por ciento menos de gente pero se han incrementado las horas de atención a los solicitantes.

La otra subida, en las ayudas de emergencia en la que Romero ha querido dejar claro que el Ayuntamiento pone en la actualidad más de lo que le corresponde -Debería aportar un 35 por ciento de estas ayudas y el restante la Junta y en la actualidad aporta un 55 por ciento, 10 por ciento más que la administración regional-: "Valladolid no está empobrecida como tal sino más bien envejecida" ha querido matizar para explicar el incremento no solo en esta línea de ayudas sino, también, en las ayudas a la dependencia que se han cifrado en el último año en unas 380.

Un cambio de modelo social que responde también a la nueva radiografía de la ciudad en la que se apuesta "por la integración de la nueva población más que por la acogida". Otras de las novedades pasan por la implementación por una línea de ayudas -de más de 7.400 euros- para la prevención de botellones o una campaña expresa de atención a jóvenes y mujeres.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información