Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CURIOSIDADES

Los optometristas de Castilla y León avisan: Casi la mitad de los conductores no se revisa la visión cada año

coche_retrovisor
Actualizado 27/02/2017 20:04:23
Redacción

  • A esto, el organismo añade que casi el 33 por ciento no se protege del sol mientras conducen.

El 90 por ciento de la información que se percibe al conducir llega a través de la vista. Un dato que, quizá, hace reflexionar sobre la imortancia que tiene este sentido en labores rutinarias como la conducción. El Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León ha alertado de un descenso en el número de revisiones anuales que se hace la gente que también lleva un volante. Casi la mitad, el 46 por ciento no revisa su visión cada año y el 33 por ciento no se protegee del sol. Casi nada. El COOCyL, en este sentido, ha avisado de la importancia de hacerse los chequeos para concoer el nivel de agudeza visual y más en especial, si se utiliza alguna corrección visual o se superan los 45 años.

EL DATO

un 24 por ciento de los conductores tiene alguna deficiencia visual y es necesario su control.

Por otra parte, hay que tener en cuenta en los desplazamientos en vehículo, la exposición excesiva a la radiación solar ultravioleta, que puede producir daños oculares, entre los que destacan cataratas, 'pterigium' o degeneración macular, además de otros problemas importantes para el conductor como el deslumbramiento o la fatiga visual.

El Colegio ha advertido de que el 33 por ciento de los conductores no se protege habitualmente del sol, con lo que se incrementan los riesgos en la carretera, en especial al conducir al atardecer, con los reflejos en el asfalto mojado o con los destellos de la luz al mediodía sobre el capó de otros vehículos, que puede provocar pérdida temporal de visión: "La revisión permite evaluar las condiciones visuales, especialmente cuando se tiene previsto realizar actividades donde la agudeza visual, el campo visual o la adaptación a la oscuridad jueguen papel fundamental, como es el caso de los desplazamientos de larga distancia" explica Ana Belén Cisneros, la secretaria general de este organismo.

Cisneros ha recordado que la conducción bajo condiciones de alta iluminación está asociada a los riesgos por deslumbramiento, "debido a la radiación solar que puede existir". Por ello, recomiendan la utilización de gafas de sol homologadas que permitan bloquear esos destellos, y poder realizar la conducción "más confortable, segura y placentera".

La secretaria general de COOCyL se ha referido también a la conocida como 'miopía nocturna', "ya que de noche y con muy baja iluminación funciona más la retina periférica que la central debido a la dilatación de las pupilas, por lo que todos los conductores sufren puntualmente unos pequeños cambios refractivos de -0,75 dioptrías en adelante".

Cinco recomendaciones al volante

  • Acudir a revisión cada año para comprobar que la graduación es correcta y está actualizada.
  • Utilizar gafas de sol homologadas de calidad para protegerse de los rayos solares y de los deslumbramientos.
  • Si se padece alguna alteración o enfermedad visual hay que aumentar la distancia de seguridad, disminuir la velocidad y procurar no conducir con escasa luminosidad.
  • NO conducir si se ha operado de miopía, hipermetropía, cataratas o glaucoma hasta que el facultativo lo indique.
  • Conducir a la velocidad adecuada porque la velocidad disminuye mucho el campo visual (se estrecha en visión de túnel) y agrava el riesgo de accidentes.
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información