Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

AL DETALLE

La CVE y el alcalde no son optimistas respecto a la situación de desbloqueo de Valladolid Alta Velocidad

cve
Actualizado 06/02/2017 18:27:55
Redacción

  • Ángela de Miguel asegura que no se está valorando "lo suficiente" la repercusión laboral que tendría el traslado de talleres y Puente ve falta de "compromiso".

Diego Villacorta

Ya se sabe. Los próximos días son clave para conocer el futuro de todo el plan de soterramiento del ferrocarril en la capital después de década y media de proyectos e ideas sobre la mesa. Futuro que está en la cuerda floja tras el anuncio de disolución de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad que podría darse a conocer a mediados de este mes y que supondría dejar en el aire obras como el traslado de los talleres de Renfe que deberían haber concluido hace algo más de un año.

Sin embargo la paralización del proyecto se debe, según ha explicado el alcalde Óscar Puente a problemas "cualitativos y cuantitativos". Por ello y para contar con detalle qué está pasando, se ha reunido con la presidenta de la Confederación Vallisoletana de Empresarios, Ángela de Miguel a la que ha trasladado la situación de bloqueo que vive este asunto.

De Miguel, al igual que Puente se ha mostrado "poco optimista" respecto a si Renfe y ADIF moverán ficha y facilitarán que todo siga su curso. No parecen estar por la labor y eso que, según la reponsable de la confederación empresarial, son "los grandes beneficiados" de obras como las que conciernen a los talleres y su traslado al páramo de San Isidro: "Pedimos que elaboren un buen plan de viabilidad dentro de la legalidad vigente, es lo más razonable en lugar de optar por la liquidación" ha expresado.

Es más, cree que Renfe debería asumir los costes del proyecto de traslado, puesto que la inversión le compete directamente, además de los puestos de trabajo que generaría, más de medio millar: "No entendemos lo que está sucediendo porque no es una solución que no se pueda arreglar".

Y ésta pasaría por ceder y aportar esa financación por parte de alguno de los ejes restantes de la sociedad -Adif o Renfe- algo que, según ha zanjado Puente, ve lejos de hacerse realidad: "No soy optimista porque no hay el nivel de compromiso por su parte. Cuando pones una condición imposible -en referencia a los 100 millones de deuda de la parte correspondiente al Ayuntamiento en la SVAV- es que no hay ganas de asumir nada ni hacer nada".

El día 16 dará la respuesta definitiva. De momento a la espera de la posición que se fije mañana en el Pleno Extraordinario del Ayuntamiento que abordará esta, cuanto menos, delicada situación.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información