Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

NO TE PIERDAS

Noviembre micológico en la provincia

nyscalos_1
Actualizado 18/11/2016 20:55:08
Diego Villacorta

  • El buen tiempo durante la primera quincena de octubre ha retrasado la recolección de hongos que se extenderá este mes en la provincia.

"Cuando llueve y el sol brilla crecen las setas" Decía el refranero popular. Si bien la primavera es una de las épocas clave para el desarrollo de este tipo de hongos, este mes se convierte en todo un "Noviembre dulce" para los amantes de la micología.

Habitualmente la temporada de recolección arranca a principios de octubre tras la llegada de las primeras lluvias otoñales pero este año el buen tiempo ?y sobre todo la sequía tras dos meses y medio sin una sola gota de precipitación- ha impedido la formación de setas en los lugares habituales de la provincia.

¿Cuáles son estos? Dentro de las áreas reguladas, en zonas de pinares y encinares del sur provincial y, sobre todo, en la parte noreste, entre las localidades de Cabezón de Pisuerga y Castronuevo de Esgueva, un área triangular entre ambos ríos donde actualmente se ubica la Base Militar de El Empecinado y donde la producción estimada según la Unidad de Gestión Micológica de la Junta de Castilla y León es de tipo media-alta.

Eso sí, hay que tener en cuenta ?y mucho- los lugares a los que se va a coger setas, pues existen ayuntamientos de algunas localidades que regulan a través de ordenanzas este aspecto y obligan a pagar una tasa por uso de vía pública, principalmente para aquellos que deseen irse a recolectar especies en montes y caminos forestales. Por cierto, aquellas setas que sean cogidas en estos lugares tienen prohibida la compra-venta.

¿Todo el mundo puede recolectarlas?

No, a menos que se tenga un permiso expedido por la propia Junta y que se puede tramitar en diferentes puntos de toda la geografía regional. Permisos que, en localidades como Torozos, Mayorga y Tierra de Pinares, cuestan entre 3 y 30 euros en caso de ser de carácter recreativo y entre 10 y 240 para quienes lo hagan con fines comerciales.

Los parámetros estimados a la hora de pagar una u otra cantidad se dividen, a su vez, en tres categorías: Los más baratos serán para los que estén empadronados en zonas del área regulada, seguidos de los que tengan una relación directa aunque no estén empadronados y, en último lugar, quienes solo quieran ir por pura vocación hasta allí aunque no tengan un vínculo directo.

A éstos últimos, los llamados "foráneos", puede que se les esté ocurriendo ir solo durante ésta época, propia para encontrar níscalos o setas de cardo entre otras variedades. Para ellos existe un permiso especial de 10 euros tanto si van un día o un par a dichas zonas, ahorrándose así el tener que costear un permiso anual.

3 TIPOS DE SETAS EN NOVIEMBRE

- Setas de cardo. Su carne es blanca y con sabor dulce.

- Senderillas, Buen comestible. Suele estar en praderas o jardines

- Níscalos. Se encuentran en pinares. Existen hasta cuatro tipos diferentes

Y de ahí a la sartén. Según aconseja Micocyl, es importante que solo se recolecten aquellas especies que sean conocidas y "ante la más mínima duda que no se consuman, ya que podrían provocar, incluso, la muerte". Y en el caso de aparecer alteraciones digestivas o nerviosas después de comer setas, lo mejor es acudir al centro hospitalario más próximo, siendo importante llevar algún ejemplar o resto de lo ingerido.

Pero fuera de estos consejos, las setas se convierten en uno de los manjares por excelencia en esta zona. Una fuente de fósforo, hierro y potasio; un alimento bajo en sodio pero, sobre todo, uno de los platos más sencillos de cocinar. Basta con acompañarlo con un poco de ajo, unas gambas, unos huevos revueltos o un chorro de vino blanco para hacer de una tarde de noviembre toda una experiencia para el paladar.

RECETA DE OTOÑO: NÍSCALOS AL AJILLO

Ingredientes (4 personas)

- 500 gramos de níscalos

- Jamón

- 2 dientes de ajo

- Aceite de oliva y sal

Echar cuatro cucharadas de aceite hasta que esté caliente; después añadir los ajos laminados y cuando estén dorados, sumarle los níscalos removiéndolos durante diez minutos. A continuación, echar el jamón en tacos y saltear diez minutos a fuego lento.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información