Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

LO ÚLTIMO

El nuevo centro de salud de La Magdalena por fin da sus primeros pasos

En_la_la_parte_de_abajo_se_encuentra_el_ambulatorio_que_da_cobertura_a_myAs_de_10
En la la parte de abajo se encuentra el ambulatorio que da cobertura a más de 10.000 personas de la zona
Actualizado 15/11/2016 19:17:02
Redacción

  • La Gerencia Regional de Salud ha hecho pública la licitación de obras en el Bocyl. Pisuerga Noticias contó cómo estaba la situación en el número de noviembre

Por fin llegó. La reclamación histórica que llevan los vecinos del Barrio Hospital en Valladolid pidiendo una mejora del centro de salud de La Magdalena comienza a dar sus frutos.

Hoy el Bocyl recoge el proyecto de licitación del procedimiento abierto para la contratación de la redacción del proyecto básico y de ejecución, proyectos específicos de instalaciones, proyecto de gestión de residuos, estudio acústico y proyecto acústico, estudio de seguridad y salud, proyecto ambiental, levantamiento topográfico, dirección facultativa y coordinación de seguridad de las obras de construcción del Centro de Salud.

EL DETALLE

  • El proyecto tendrá una duración aproximada de 18 meses y una inversión de 3.070.000 euros.

El nuevo centro, que se ubicará en el Plan Parcial de Los Viveros no solo acogerá hasta 15 consultas de Medicina General y Enfermería, sino otras áreas como Pediatría, Sala de curas, preparación al parto y una zona de acceso para ambulancias que el actual centro, ubicado en los bajos de un edificio en el Barrio Hospital no tiene.

Una reclamación histórica

Tal y como cuenta Pisuerga Noticias en su edición de papel de Noviembre, el proyecto se remonta ni más ni menos que 22 años.

Hasta finales de 2014, cada viernes y durante dos años los vecinos del distrito se echaban a las calles para dar a conocer las condiciones en las que el centro de salud, que cubre a unas 10.000 personas, se encuentra aún hoy en día. El edificio no solo se encuentra en los bajos de un edificio sino que, además, no cuenta con salidas de emergencias, no se puede acceder en ambulancia hasta la entrada o no cuenta con ventilación.

En el interior, la situación no era mucho mejor. Los vecinos denunciaban por entonces que las habitaciones no cuentan con baños adaptados y la comunicación de los pacientes con los médicos carece de intimidad.

Las protestas se avivaron en 2012 impulsadas por la Federación de Vecinos Antonio Machado quien, por entonces, envió una carta a la Gerencia Regional de Salud en la que solicitaban "un nuevo Centro de Salud dotado de espacios y medios que cumplan realmente la normativa legal tanto en seguridad como en accesibilidad y con todos los servicios necesarios".

Entre otros detalles especificaban también que algunas áreas como preparación al parto o fisioterapia se derivaban a otros centros de salud ?ya que allí carecían de ellas-, otras quejas se centraban en la inexistencia de ventanas que diesen a la calle en muchas de las consultas de atención primaria o, por otro lado, solicitaban un horario más amplio para los enfermeros que trabajan en la sala de curas.

11.000 usuarios pasan por el ambulatorio

Una atención, la del ambulatorio de La Magdalena, que no solo afecta al propio Barrio Hospital sino que también se extiende en la actualidad a los vecinos de la zona Plan Vivero y algunos del Barrio Belén a los que también les pertenece el centro ?el resto fueron derivados al ambulatorio 105 Vadillos. En total, más de 11.000 usuarios.

La respuesta que entonces les dieron desde de la Administración explicaba que en el inmueble "se han realizado adaptaciones conforme a las necesidades y que su ubicación permite", pero no obstante, Sacyl reconocía que se convertiría en una de las prioridades una vez se "salga de la crisis". Los vecinos comenzaron una campaña para hacer patente su desacuerdo presentando quejas de forma telemática a través de la web del servicio regional y, por otra parte, solicitando los impresos en el propio centro de salud.

El hartazgo derivo incluso en que decenas de vecinos llevasen hace un año reivindicaciones en las calles del distrito e, incluso, realizaron una representación "teatral" a las puertas del edificio dando a conocer las carencias que, para ellos, tiene el centro de salud. A su vez, lanzaban una pregunta en forma de pancarta: "¿Qué centro de salud se merece este barrio?".

Si bien las protestas en todos estos meses han cesado, los vecinos han respirado algo aliviados después de temerse lo peor en 2015 cuando, tras todo lo realizado, comprobaron que en los Presupuestos Generales de la Comunidad no existía una partida para la reforma. Hasta este año.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información